Todo por la Patria

De Enciclopedia de la Nación, la enciclopedia libre.

El lema «Todo por la Patria», que figura en las dependencias militares y de la Guardia Civil, es producto de una orden dada por el general Germán Gil y Yuste publicada en el Boletín Oficial del Estado del 13 de enero de 1937, que dice

«Sobre la puerta de todos los cuarteles ha de aparecer escrito con grandes letras doradas, bien visible, para que pueda ser leído a distancia, este lema, que debe ser constantemente guía del soldado: TODO POR LA PATRIA».


Sin embargo, el origen del lema «Todo por la Patria» es muy anterior al año 1937. Ya en el año 1812, en plena Guerra de la Independencia, el diario El Conciso de Cádiz cita la noticia de que en Murcia, el 12 de abril, el intendente Rivas exhortó a los habitantes de la provincia

«a sacrificar todo por la patria» (El Conciso, nº 2, Sábado 2 de mayo de 1812, pág. 7)


Asimismo, en la Abeja Española de Cádiz, en 1813, se publica el «Libro de Memoria para un Patriota», donde se anota cómo ha de ser el día a día de un patriota, de Lunes a Domingo:

«Lunes. Ver al ministro antes que salga. A la tesorería. A las Cortes a ver qué hay de mi queja. Por la tarde, al café a recordar al oficial de la mesa mi expediente. Alameda, plaza de la Constitución, teatro, y a casa. A ver si se me proporciona servir así a la patria. Martes. Ministro. Tesorería. Córtes. Calle Ancha. Por la tarde, café. Alameda. Nevería, Plaza. Teatro. Todo por la patria.» (Abeja Española, nº 314, Jueves 22 de Julio de 1813, página 177)


Una carta escrita por Rafaela Ramírez de Arellano, fechada en Cádiz el 5 de septiembre de 1813 y remitida a El Conciso, también habla de

«sus deseos de sacrificarlo todo por la patria [...]» (El Conciso, Martes 7 de Septiembre de 1813, nº 7, pág. 3)


Es lógico, por lo tanto, que la ofrenda de darlo «todo por la patria» requiera la existencia de una patria previa, que es la Nación Española. Tradicionalmente, se considera el patriotismo en el sentido de defensa de la república, el Estado ligado a una nación histórica determinada, por contraposición a la «patria chica», la patria de los padres, el lugar donde uno nació. Así lo representa entre nosotros el Padre Feijoo, en su discurso «Amor de la Patria, y pasión nacional» del año 1729:

«Lo que llamo virtud en la república es el amor a la patria, [...] No se trata de una virtud moral ni tampoco de una virtud cristiana, sino de la virtud política. En este sentido se define como el resorte que pone en movimiento al Gobierno republicano, del mismo modo que el honor es el resorte que mueve a la monarquía. Así pues, he llamado virtud política al amor a la patria y a la igualdad» (Montesquieu, Del Espíritu de las Leyes [1748], «Advertencia del Autor»)


Con la Constitución de 1812 y las sucesivas, el lema «Todo por la patria» será utilizado en circunstancias muy diversas, aunque principalmente en el contexto militar, como lema de quienes defienden la integridad nacional. Incluso tras el derrocamiento de Isabel II, en la sesión de Cortes del 20 de mayo de 1869 donde se aprobó la monarquía democrática en España previa a la Constitución del 1 de junio de 1869, el Ministro de Ultramar, Manuel Becerra, afirmó que

«vio a muchos grandes de España, a propietarios, escritores, poetas, médicos y abogados, dispuestos antes de la revolución a sacrificarlo todo por la patria, [...]» (El Imparcial, nº 711, Año III, Viernes 21 de mayo de 1869, página 2)


En las guerras de Puerto Rico y Cuba, entonces provincias españolas, se habla de darlo «todo por la patria» frente a quienes atentan contra la integridad nacional. Así, en la Orden General del día 27 de Octubre de 1877, publicada en San Juan de Puerto Rico por el recién nombrado gobernador general de la provincia, Manuel de la Serna, se afirma

«Todo por la patria y para la patria; por el rey y para el rey; por Puerto Rico y para Puerto Rico» (El Siglo Futuro, Año, II, nº 635, Miércoles 12 de Diciembre de 1877, página 3)


En Cuba, los partidarios de mantener la provincia dentro de la soberanía española, afirman usar como lema «Todo por la patria y para la patria» (La Correspondencia de España, Madrid, Año XXV, nº 9641, Jueves 14 de Agosto de 1884, página 2). De hecho, en la estatua homenaje al Teniente General Manuel Cassola (1838-1890), aparece en la cara posterior del pedestal el lema: «Todo por la patria. —Todo por el ejército» (El Día, nº 4535, Miércoles 7 de diciembre de 1892, página 1).

Y cuando la Guerra de Cuba comienza, a propósito de la llegada de regimientos de Asturias y Canarias para evitar la separación de la provincia de España:

«¡Honor al Ejército español! ¡Todo por España! ¡Viva Cuba española! ¡Guerra a los cobardes! ¡A los héroes de España! ¡Bien venidos! ¡Volved vencedores! ¡Todo por la patria!» (El Correo Militar, Año XXVII, Época V, nº 5.974, Sábado 5 de Octubre de 1895, página 3)


También la Academia de Artillería de Toledo usa el lema «Todo por la patria». Durante la entrega de la bandera de la academia por la reina Victoria Eugenia, en 1916, el Director de la institución, Coronel Arturo Querol, afirma que la bandera es: «heredera del Real Pendón de Castilla, testigo de nuestras glorias pasadas, [...]» y que «con nuestros soberanos a la cabeza, usamos el lema "Todo por la Patria"» (Por esos mundos (revista mensual), 1 de junio de 1916, página 647.) Y durante la Fiesta de la Hispanidad (entonces Fiesta de la Raza) en Buenos Aires, Luis Ruffo, Presidente de la Asociación Patriótica Española, afirmó que el lema de la institución es «Todo por la patria y para la patria».

En el diario El Sol, el martes 9 de julio de 1935, se da cuenta de las conmemoraciones de la efeméride del 7 de julio de 1822, en la que la Milicia Nacional frena a la guardia real que intentaba restaurar el absolutismo en España. En esa conmemoración se deja una corona de flores al pie del pedestal de la estatua de Espartero en la Calle de Alcalá de Madrid donde dice: «Al general Espartero. Todo por la patria».

Todas estas referencias son una clara prueba de que tanto la patria como el darlo «Todo por la patria» son muy anteriores a su formalización y están ligadas a la patria preexistente, España, por encima de cualquier régimen político e ideología que lo enarbole.

El lema «Todo por la Patria» en la fachada de un cuartel de la Guardia Civil
Aumentar
El lema «Todo por la Patria» en la fachada de un cuartel de la Guardia Civil
Es más, la Constitución Española de 1978, en su artículo 2, afirma que «La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles». Es decir, que la patria, España, es el fundamento de la actual constitución española y del régimen democrático por el que se rige España. En consecuencia, eliminar el lema «Todo por la patria» es tanto como querer eliminar la Nación Española, que fundamenta ese «Todo por la democracia» con el que se pretende sustituir.

El 12 de Octubre de 2009 la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, argumentando que el lema se remonta al franquismo, solicitó al Presidente del Gobierno suprimir el lema «Todo por la Patria» que luce en las dependencias del Ejército y la Guardia Civil por otro más acorde con los tiempos, tal como «Todo por la democracia». Idéntica solicitud tramitó la Asociación Unificada de Guardias Civiles de Málaga en junio de 2010.

Personal tools